sábado, 13 de marzo de 2010

lA VOCACIÓN

La vocación es una llamada, una palabra que nos viene al encuentro, pidiéndonos una adhesión.
Comunicándose, la vocación nos atrae y nos invita a constituirnos en nuestra identidad. En la respuesta al sentido que nos interpela, nos constituimos en nuestro propio sentido.
Es encontrar un sentido que no hemos producido, estar ante una palabra que nos es dirigida. La vocación es la manifestación de lo incondicional.
El fenómeno más preocupante de nuestros días es la dificultad para leer en las cosas y en nuestra vida una palabra sobre nosotros, una llamada.
La vida es vista cada vez más como elecciones y no como realidad que contiene una propuesta de sentido importante para nuestra humanidad, una belleza que nos atrae y nos apasiona.
En la misma naturaleza nuestra de personas humanas cuesta encontrar una lectura sobre cómo debemos ser, la indicación de un camino a recorrer.
La vocación cuesta porque no es una “palabra que pronunciamos nosotros”, sino una “palabra pronunciada sobre nosotros”. Por tanto, una palabra dada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Cuál es tu opinión?