sábado, 8 de junio de 2013

 CRÓNICA ENCUENTRO DE PASCUA 2013
 
 
El viernes 17, fuimos llegando al monasterio escalonadamente para empezar con un buen descanso.

El sábado 18, Los que estábamos en el monasterio, empezamos el día rezando Laudes y celebrando la Eucaristía con la comunidad, a continuación nos dirigimos hacia el autobús para reunirnos con el resto del grupo, aproximadamente nos juntamos veintitantos en total entre Amigos, nuevos Amigos y amigos de Amigos, tras los calurosos saludos, comenzamos nuestra excursión por los monasterios de la vega del río Esla.
El día estaba frío pero soleado, un auténtico regalo.



 
 
El primero fue San Pedro de Eslonza, actualmente en ruinas, en ellas se pueden apreciar las grandes dimensiones que tuvo esta casa de oración en la que en su día fueron venerados nuestros santos patronos S. Adrián y Sta. Natalia.
 
 
 
 
 
 
A continuación nos dirigimos al de San Miguel de la Escalada, en este caso el monasterio no se conserva, pero sí el templo que es una auténtica joya de estilo mozárabe, catalogada como Monumento nacional.





Imprevisiblemente se encontraba cerrado, lo cual nos permitió disfrutar más del exterior, le rodeamos con detenimiento para no perdernos detalle, como podéis apreciar en las fotografías (aprovecho para decir que éstas nos las ha facilitado Virginia -nueva Amiga-) y además se convierte en la excusa perfecta para volver a visitar el interior.


Nos ponemos de nuevo en ruta hacia Gradefes disfrutando de unos campos verdes y repletos de flores multicolores, haciendo una paradita por Rueda del Almirante, una población que se eleva sobre la vega del Esla y desde donde se puede contemplar un maravilloso paisaje (según el Amigo Domi, es -la Suiza leonesa-).
 
 

 
 
 
A las 12:00, tal como estaba previsto, llegamos al monasterio de Santa María la Real de Gradefes. Aquí vive una comunidad de monjas cistercienses que nos acogieron con todo su cariño, nos enseñaron el monasterio, conversamos en la huerta y rezamos sexta con ellas.



Arquitectónicamente hay que destacar la iglesia, el claustro y la sala capitular.
Paramos a comer en Quintana de Rueda, para disfrutar de la gastronomía leonesa y a continuación llegamos a Mansilla de las Mulas, para visitar el Museo Etnográfico Provincial de León. Se encuentra en lo que fue el antiguo convento de S. Agustín del que sólo se conservan algunos vestigios que han mantenido e integrado con una arquitectura moderna consiguiendo un espacio acogedor que alberga un amplio patrimonio etnográfico expuesto de manera didáctica por secciones perfectamente identificadas y que consigue trasladarte a los principios del pasado siglo. Además lo sentimos muy próximo con el espacio dedicado a la biblioteca con las donaciones de doña Concha Casado y la coincidencia de una exposición temporal de objetos personales de doña Ana Gago, amiga de monasterio.




 
 
Terminamos nuestra ruta con el monasterio de Santa María de Sandoval, este es un caso intermedio entre los otros dos primeros, aquí quedan ruinas del monasterio, y la Iglesia permanece actualmente abierta al culto.








Aprovecho para agradecer a Rosa Fadón la guía que nos preparó y que nos resultó muy útil en el recorrido.
Cubierto el programa previsto, regresamos a León totalmente sorprendidos por la vitalidad del grupo, francamente envidiable.
Si n lugar a duda, la estrella del encuentro fue la Eucaristía del domingo, día de Pentecostés donde nos reencontramos de nuevo para celebrar el misterio. Se podía percibir una atmósfera especial que nos envolvía.
Os tuvimos muy presentes a todos los que no pudisteis acompañarnos.
Una vez más gracias a la comunidad que nos acoge y nos quiere.
TEXTO: Francisca Simón
Fotos: Virginia Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Cuál es tu opinión?