viernes, 16 de agosto de 2013

Bodas de oro de sor María Eufemia

 El 8 de agosto, en el monasterio de las RR MM Benedictinas de Santa María de Carbajal de León, se llevó a cabo la ceremonia de la renovación de votos de sor María Eufemia. es decir sus bodas de oro.

Fue una ceremonia muy enriquecedora para todos los que con cariño la acompañábamos en ese día glorioso.

Una Eucaristía solemne con varios sacerdotes en el presbiterio y emocionante, por el sentimiento de la monja, que firma y muestra al numeroso público asistente la renovación de votos en el altar y proclama con elevación de espíritu el cántico de entrega.

Siguió un ágape en el claustro, donde se concentraron sus numerosos amigos y familiares,
pues además de la celebración de sus bodas de oro, se trataba de una pequeña despedida, ya que se incorpora al monasterio gallego de Cuntis, ¡quién sabe para cuanto tiempo!

Sor María Eufemia

Ahora unimos nuestras oraciones a su proyecto de ayuda al monasterio benedictino pontevedrés.
   
El cenobio esta ubicado en las afueras de la villa de Cuntis, desde donde se divisan los montes cercanos. Muchos de los visitantes que vienen de toda Europa a los baños termales que se encuentran cerca del monasterio, comparten con las monjas la Eucaristía y el Oficio Divino.

En la actualidad, la comunidad es pequeña, pero dinámica, viviendo en silencio laborioso, armonizando gozosamente el trabajo con la alabanza divina, que comparten con los fieles del lugar.

Tienen una casa de oración, donde pueden hospedarse quienes deseen encontrarse en un lugar acogedor y recoleto. Reparten su trabajo entre un taller de ornamentos sagrados y una dulcería de la que son muy apreciados los almendrados.

Esperamos que sor María Eufemia con su alegría y desparpajo, realice una hermosa labor en tierras gallegas, nosotros procuraremos visitarla y disfrutar allí de su enorme encanto personal.
¡Mucha suerte y hasta pronto!

Texto y fotos de Rosa y Rafa

1 comentario:

  1. Muchas gracias, Rosa, por la crónica y toda nuestra energía y oración para Sor María Eufemía en su nueva misión.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido? ¿Cuál es tu opinión?