domingo, 9 de noviembre de 2014

Crónica Taller de Liturgia




CRÓNICA DEL TALLER DE LITURGIA

            El sábado 8 de noviembre nos hemos reunido en el monasterio Berta y Pilar, Berta, Celsa, Julita. Dorita, Juan Carlos, Marisa, sor Merce, sor Clara y sor Ernestina.
            Sor Ernestina nos introdujo en la fiesta que toda la iglesia celebramos este domingo: la dedicación de la basílica de san Juan de Letrán. Esta basílica, consagrada el 9 de noviembre del año 324, por ser la catedral del papa,  es nuestra  Iglesia madre y símbolo de unidad eclesial. Por eso sor Ernestina nos planteó unas preguntas sobre nuestro amor e incorporación a la iglesia: ¿soy templo vivo y piedra de la iglesia? ¿Amo a la iglesia? ¿En qué “se nota”?  También reflexionamos sobre la gran importancia que tiene el día de la consagración de una iglesia: es el día en que el Señor penetra en un templo para tomar posesión de él. Así el templo se convierte en morada de Dios y casa de bendición para todos. En el templo consagrado vive y ora nuestro Señor Jesucristo y se hace alimento. Todos los que nos congregamos en el templo alcanzamos la gracia del consuelo del Señor. El templo es NUESTRA SEGUNDA CASA.
            La iglesia no es sólo el edificio. Es también la comunidad viva: la del cielo y la de la tierra. Nuestro sentimiento debe ser de hondo agradecimiento y júbilo por pertenecer a la iglesia.
            Con esta vivencia “despierta” en el corazón, pasamos a compartir la lectura del Evangelio correspondiente a este día:  Jn 12, 13-22. Como siempre hacemos en este momento de lectio compartida, seguimos estos pasos:
1.    Leemos el texto en voz alta.
2.    Tras un breve silencio, cada uno dice en qué palabra o frase le ha hecho pararse el Espíritu Santo.
3.    Volvemos a leer el texto.
4.    Cada uno comenta brevemente qué es lo que esa frase le dice a su vida.

El segundo momento del encuentro lo dedicamos a la formación litúrgica. Repasamos las partes en que se divide la celebración eucarística: rito de entrada, liturgia de la Palabra, liturgia eucarística y rito de conclusión.  Este es el tema (la Eucaristía) que trabajamos ya el curso pasado y en el que queremos seguir  formándonos este curso. Siempre aprendemos y descubrimos aspectos nuevos que nos ayudan muchísimo a conocer y participar mejor en las celebraciones litúrgicas. Hay siempre intercambio de ideas y experiencias.
En el grupo vivimos dimensiones fundamentales de nuestra fe: la dimensión fraterna, compartir la Palabra de Dios… No olvidamos la dimensión caritativa, que cada uno asumimos de modo personal. Y queremos buscar juntos caminos para vivir esa dimensión evangelizadora a la que tanto nos urge el papa Francisco. No buscamos ser más. Lo que queremos es  transmitir la alegría de la fe.
Como veis, una suerte tener este encuentro mensual. Animaos a participar.
El 29 tendremos el retiro de Adviento y el próximo encuentro del equipo el 13 de diciembre, sábado, si Dios quiere. Pero eso ya nos lo recordará Pedro.
Un abrazo para todos de parte de todos.
                                                                                                          Marisa





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Cuál es tu opinión?